domingo, 30 de marzo de 2008

El tiempo está loco

Después de una semana de frio y lluvia bastante fuerte, ayer el termómetro marcaba 18º. Ya casi recuperada de la gripe que me traje de recuerdo del viaje, y aprovechando el maravilloso día que hacía, salí a dar un paseo en manga corta, disfrutando del sol y haciendo planes para el resto del día con mi niño. Y esta mañana, sobre las 8:30... y tras dos minutos interminables de granizo, viento fuerte y unos cuantos relámpagos (que me dan terror, imaginaros lo bien que me sentó el desayuno que me estaba tomando), la cubierta del tendedero de la ropa estaba así:

Y los tejados de las otras casas otro tanto de lo mismo

Nacho se fue a comprar los periódicos justo cuando dejó de granizar y a la vuelta dijo que estaba toda la calle blanca, los coches y las casas, que nunca en su vida había visto nada parecido.

Mañana podré enseñaros un mini quilt que estoy terminando para la cocina, celebrando la llegada de la primavera, que gracias al buen hacer de los maleducados de mis vecinos de abajo, gente maja donde la haya, han decidido sacarnos de la cama a las 4:45 de la madrugada (hora nueva), dando una fiesta como ellos sólo saben hacer(hasta las 8:30), menos mal que tenemos a la policía...Pero si no se dignaron a venir cuando les llamamos! Qué haríamos sin ellos!
Así que ya fuera de la cama me puse con lo que había empezado ayer, y ya he conseguido coser y montar el top, esta tarde, si el sueño me deja, intentaré meterle la guata, la trasera, coserlo y acolcharlo...me está quedando precioso!

2 comentarios:

teresa sako dijo...

Hola, gracias por visitar mi blog y que te guste.
¡Vaya con el tiempo loco...!
No sabe una a qué atenerse ¿verdad?
Aquí sí que ha amanecido bueno. Y mi marido que se lleva a los niños a dar una vuelta, voy a aprovechar para hacer patchwork.
Besos, Teresa Sako.

Septiembre dijo...

A los amigos se los elige, los vecinos nos los encontramos, que lata...
Muy guapos tus mini quilts.